Blog

Aperkey Cerrajeros

Cerraduras, puertas, cilindros y herrajes

Cuantos más bulones o pestillos cierran una puerta, más seguro es el cierre

Del todo equivocado. Sólo en el caso de que los puntos de cierre sean independientes para que obliguen al ladrón a atacarlos por separado y que sean de acero cementado para ofrecer buena resistencia. De lo contrario, sólo aportan un aspecto comercial que es engañoso con respecto al nivel de resistencia real de la puerta. Incluso algunos fabricantes necesitan incorporar muchos bulones para armar su débil estructura de puerta.

Las cerraduras de borjas son mejores que las puertas con cerradura de cilindro. Totalmente falso. Un gran porcentaje de las cerraduras de borjas de fabricación europea son susceptibles de poder ser abiertas con técnicas rápidas y sin rastro de apertura, al igual que un gran porcentaje de cilindros de seguridad no cumple los mínimos exigidos.

 

Todas las puertas acorazadas son seguras.

Muy equivocado. Hay puertas acorazadas desde grado 1 hasta grado 6. Esto significa que hay puertas acorazadas que se pueden abrir en menos de 3 minutos con métodos de apertura limpios o con un destornillador y un martillo. Vigile que la apariencia de una puerta acorazada no le confunda, hay muchas puertas llamadas acorazadas con muchos puntos de cierre que realmente no aportan seguridad, únicamente son más caras.

 

Todas las puertas se pueden abrir.

Parcialmente cierto. Un raterillo no será capaz de abrir una puerta grado 5 de seguridad, pero un ladrón experimentado, si dispone de tiempo, conocimiento, herramientas especiales y aislamiento, podrá forzar dicha puerta. A medida que dimensionamos la seguridad contra ladrones con mayor cualificación, se hace indispensable incorporar sistemas electrónicos de detención. Lo que sí se puede afirmar es que existe una puerta segura para cada necesidad.

 

Puntos débiles de los cilindros y herrajes

 ¿De qué sirve una puerta bonita si su cilindro y su herraje no son seguros?

 

Sistemas de cierre convencionales

En el mejor de los casos, los cilindros de cierre sobresalen de la superficie de la puerta o del herraje unos pocos milímetros. El cilindro no debe sobresalir más de 3 mm; de lo contrario, es posible forzarlo fácilmente mediante alicates, llave inglesa, etc., permitiendo su extracción.

Los herrajes de seguridad homologados, equipados con rosetas regulables en altura según la longitud del cilindro, evitan que la puerta sea forzada.

Herrajes de seguridad que se pueden desmontar desde fuera

Los herrajes de seguridad tienen la función de proteger la cerradura y el cilindro. Pero hay que tener en cuenta que el herraje debe tener los tornillos en el lado interior de la puerta. De lo contrario, los ladrones lo tendrán muy fácil, ya que podrán desmontar el herraje de protección cómodamente desde el exterior. Unas placas de acero situadas debajo de la placa exterior, ofrecen seguridad adicional.

Puntos débiles de las puertas

 

Las cerraduras con un solo pasador de bloqueo no son adecuadas en puertas de entrada

Utilizando unas sencillas herramientas como, por ejemplo, un destornillador, este tipo de cerraduras se puede forzar en un abrir y cerrar de ojos.

Para puertas de entrada a viviendas, le recomendamos la utilización de cerraduras multipuntos,  con varios puntos de cierre.

 

Puertas con un solo punto de bloqueo

Un solo punto de bloqueo (el cerrojo) es insuficiente para una puerta, ya que permite que ésta pueda forzarse mediante un escoplo. Por eso, usted debe utilizar siempre cerraduras de seguridad con varios puntos de cierre. En ellas, además del cerrojo central, el bloqueo viene dado por varios cerrojos adicionales, incrementando consecuentemente la resistencia.

El dibujo de la derecha muestra una cerradura  con bloqueo de cuatro puntos. También se puede incrementar el nivel de seguridad mediante la utilización de una cerradura de seguridad adicional.

 

Consejo de Aperkey:

 

Los puntos de cierre adicionales crean más seguridad

 

Foto: Miroslav Vajdić

Enviar un comentario