Blog

cerrajeros-gijon autoprotección

Fundamentos y objetivos de la autoprotección

Un plan de autoprotección tiene como primer objetivo disuadir al ladrón de su intento mediante una seguridad visible adecuada (puertas de seguridad, escudos acorazados,  Cierres perimetrales, video vigilancia en la zona, sirena, cartel de alarma, luz), y si a pesar de eso el ladrón persiste en su intento deberemos conseguir que nuestras barreras le retrasen y dificulten lo máximo posible para que pueda ser detenido.

La protección física de puertas, cerraduras y cajas fuertes retardan la intrusión y en muchos casos la impiden totalmente. La electrónica aplicada a alarmas y video vigilancia obligan al ladrón a asumir más riesgo y a apresurarse porque la policía podría estar en camino. . Por lo tanto, el tiempo de protección se consigue y se mejora mediante la combinación de la seguridad física, también llamada pasiva, y la seguridad electrónica denominada activa.

Es obvio, que cuanto mayor es la probabilidad y el impacto, mayor es el riesgo. Por tanto, la inversión a realizar en autoprotección deberá aumentar.

Una vivienda unifamiliar tiene más probabilidad de ser atacada. El robo es más fácil debido a que tiene más accesos, el ladrón puede emplear más tiempo y hacer más ruido; es más difícil que sea descubierto por terceros y tiene más fácil la huida. Por el contrario, un domicilio situado en un edificio de viviendas con alta ocupación que cuente con portero y video vigilancia la probabilidad de robo es mucho menor.

Llevamos muchos años dedicados a esto, insistimos una vez más, no dude en consultarnos.

Fuente: Revista de Seguridad

Imagen: Yasmín

Enviar un comentario